Leído por Anne Thestrup Meimbresse

Tabla de contenido:

¿Qué son las aftas bucales?

Las aftas bucales son llagas dolorosas que se desarrollan en la membrana mucosa de la boca. Estas llagas, también conocidas como úlceras aftosas, pueden causar incomodidad y dolor durante las comidas y al hablar.

Blist/blæne/after i munden

Definición y Causas

Las aftas bucales, o llagas, son pequeñas y dolorosas y pueden aparecer en la lengua, en el interior de las mejillas e incluso en las encías. Estas irritaciones en la región bucal a menudo aparecen sin previo aviso y pueden causar un malestar significativo.

Aunque la causa exacta de las aftas bucales no siempre se conoce, su aparición a menudo está vinculada a varios factores como infecciones virales, lesiones menores al morderse o cepillarse, estrés, fluctuaciones hormonales, alergias alimentarias o consumo de alimentos y bebidas ácidas.

También se observa que la condición puede ser más prevalente en algunas familias que en otras, lo que sugiere una posible predisposición genética.

Notablemente, existe una conexión entre la enfermedad celíaca y las aftas bucales, donde la ingesta de gluten puede ser un factor desencadenante para algunas personas. Del mismo modo, una deficiencia en ciertos nutrientes, como las vitaminas B y el hierro, puede desempeñar un papel en el desarrollo de estas llagas.

Comprender estas causas puede ayudar a las personas a tomar medidas para reducir el riesgo de desarrollar aftas bucales, como ajustar los hábitos dietéticos o manejar mejor el estrés.

Síntomas y Molestias

Las ampollas en la boca se manifiestan como llagas dolorosas. Pueden aparecer en el interior de las mejillas, los labios o en la lengua. Estas llagas son a menudo pequeñas, con un diámetro de 2-8 mm, pero pueden ser muy dolorosas. Las personas experimentan una sensación de ardor o cosquilleo justo antes de que aparezca una llaga. Algunos también sufren dolor al comer o hablar. Las llagas pueden durar de una semana a unas dos semanas. La frecuencia y duración de estos brotes varían de una persona a otra. Algunas personas tienen llagas con más frecuencia que otras, lo que puede ser una fuente de gran irritación y molestia en la vida diaria. La persona puede sentirse estresada o frustrada por su naturaleza recurrente.


Prevención y Tratamiento de las Aftas Bucales

Prevenir y tratar las aftas bucales requiere un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada con suficiente hierro y vitaminas del grupo B para fortalecer la membrana mucosa. Reducir el estrés ayuda a disminuir la frecuencia de los brotes, y evitar la irritación en la boca al mantenerse alejado de alimentos agudos puede ayudar a prevenir la aparición de aftas.

Los medicamentos como los enjuagues bucales antisépticos y los analgésicos se pueden usar para aliviar el dolor y acelerar el proceso de curación.

Estilo de Vida Saludable y Reducción del Estrés

Llevar un estilo de vida saludable y reducir el estrés puede mantener a raya las aftas bucales. Come alimentos ricos en vitaminas, evita el exceso de azúcar y asegúrate de descansar lo suficiente. El ejercicio también ayuda a reducir los niveles de estrés y fortalece todo el cuerpo, incluido tu sistema inmunológico.

Es importante encontrar formas saludables de lidiar con el estrés, como la meditación o el yoga, que pueden ayudarte a mantener la calma y reducir las posibilidades de desarrollar llagas en la boca.

Bebe mucha agua a lo largo del día para mantener tu boca húmeda y libre de bacterias. La buena higiene bucal es esencial; cepíllate los dientes dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves y usa hilo dental regularmente.

Elige productos de cuidado dental sin lauril sulfato de sodio para minimizar la irritación en la boca.

Evita la Irritación en la Boca

Enjuaga tu boca con agua salada para calmar la irritación y reducir las bacterias. Evita alimentos agudos, ácidos o calientes, ya que pueden agravar las llagas. Mantén una buena higiene bucal cepillándote los dientes regularmente y usando un cepillo de cerdas suaves para evitar más irritación.

Medicamentos y Tratamientos Caseros

Los medicamentos y tratamientos caseros para las aftas bucales pueden incluir geles analgésicos y enjuagues bucales con clorhexidina. Los suplementos dietéticos con vitaminas, minerales y hierbas también pueden ayudar a reducir el número de brotes para la mayoría de las personas.

Además, el uso de enjuagues bucales antisépticos puede ayudar a aliviar el dolor y acelerar el proceso de curación. Los agentes antibacterianos en forma de enjuagues bucales pueden ayudar a combatir infecciones y reducir el riesgo de recurrencia de aftas bucales.

El uso de enjuagues bucales con clorhexidina ha demostrado ser efectivo para reducir el dolor y acortar el tiempo de curación de las aftas bucales. Además, aplicar geles analgésicos puede aliviar el dolor y la incomodidad asociada con las llagas en la boca.

Pack de 5 para el cuidado de las ampollas en la boca o en la lengua
Para el cuidado diario del hormigueo en la lengua y en la boca
+15.000 opiniones sobre
Precio habitual €34,99
Precio de oferta €34,99 Precio habitual €56,99
Pack de 5 para el cuidado de las ampollas en la boca o en la lengua - Para el cuidado diario del hormigueo en la lengua y en la boca

Evita las Aftas Bucales Recurrentes

Cuidado Dental Regular e Higiene Bucal

El cuidado dental regular es esencial para mantener una buena higiene bucal. Cepillarse los dientes al menos dos veces al día con pasta dental con flúor ayuda a eliminar la placa y prevenir la gingivitis y las caries.

También se recomienda usar hilo dental o cepillos interdentales diariamente para eliminar partículas de alimentos y placa entre los dientes. Visita a tu dentista regularmente para chequeos y limpiezas de rutina para mantener dientes y encías saludables.

Además de cepillarte y usar hilo dental, es importante considerar tu dieta. Evita el consumo excesivo de alimentos y bebidas azucaradas, ya que estos pueden aumentar el riesgo de caries.

Pack de 5 para el cuidado de las ampollas en la boca o en la lengua
Para el cuidado diario del hormigueo en la lengua y en la boca
+15.000 opiniones sobre
Precio habitual €34,99
Precio de oferta €34,99 Precio habitual €56,99
Pack de 5 para el cuidado de las ampollas en la boca o en la lengua - Para el cuidado diario del hormigueo en la lengua y en la boca

Sigue los Consejos del Médico y Tratamientos para Causas Subyacentes

Sigue cuidadosamente las recomendaciones de tu médico para identificar y tratar cualquier causa subyacente de las aftas bucales. Esto puede implicar pruebas para infecciones virales, desequilibrios hormonales o alergias alimentarias.

El médico puede prescribir el tratamiento adecuado basado en los síntomas y puede proporcionar recomendaciones sobre enjuagues bucales con clorhexidina o suplementos dietéticos con vitaminas y minerales para aliviar los síntomas y reducir la frecuencia de los brotes.

Es crucial seguir las instrucciones del médico sobre los tratamientos para lograr la recuperación y manejar mejor la condición.


Conclusión

Después de revisar las causas, síntomas y consejos de tratamiento para las aftas bucales, queda claro que muchos factores pueden contribuir al desarrollo de estas llagas incómodas.

Es importante ser consciente de la higiene bucal, evitar la irritación en la boca y seguir un estilo de vida saludable para prevenir los brotes. Las opciones de tratamiento como los enjuagues bucales antisépticos y los suplementos de vitaminas del grupo B pueden aliviar el dolor y reducir la frecuencia de las llagas.

Recuerda consultar a tu dentista para obtener consejos y tratamiento si experimentas aftas bucales recurrentes. Con las medidas adecuadas, puedes minimizar la incomodidad y vivir sin interrupciones por esta condición irritante.


FAQ


¿Qué causa las aftas bucales?

Las aftas bucales pueden ser causadas por varios factores como el estrés, cambios hormonales como la pubertad y la menopausia, ciertos alimentos, incluyendo la intolerancia al gluten, así como bacterias y enfermedades virales como el herpes labial y la varicela.


¿Cómo reconozco los síntomas de las aftas bucales?

Los síntomas de las aftas bucales incluyen llagas dolorosas en la lengua o el borde de la boca, dificultad para comer o dormir y, a veces, una sensación de ardor en la zona afectada.


¿Puede la alergia al gluten causar aftas bucales?

Sí, las personas con alergia al gluten o intolerancia al gluten pueden experimentar aftas bucales como un síntoma de su condición, ya que el gluten puede desencadenar reacciones inflamatorias.


¿Qué consejos de tratamiento hay para las aftas bucales?

El tratamiento para las aftas bucales incluye evitar alimentos que puedan irritar las llagas, usar enjuague bucal medicinal para reducir las bacterias, mantener una buena higiene bucal y usar medicamentos o tratamientos recomendados por tu clínica dental.


¿Existen remedios caseros para las aftas bucales?

Los remedios caseros efectivos para las aftas bucales incluyen enjuagar con agua salada para promover la curación, masticar chicle sin azúcar para aumentar la producción de saliva y evitar alimentos y bebidas que puedan irritar las llagas.


¿Cómo puedo prevenir las aftas bucales?

Para prevenir las aftas bucales, es importante mantener una buena higiene bucal, evitar alimentos a los que eres alérgico, como el gluten si tienes intolerancia, reducir el estrés y asegurarte de tratar cualquier condición de salud subyacente como el herpes o enfermedades inflamatorias.


Fuentes:

Mayoclinic.org

Haz como otras 50.000 personas: síguenos en Instagram